jueves, 8 de diciembre de 2011

leyenda del colibri

                                LA  LEYENDA  DEL  COLIBRÍ


Dominiku, era un apuesto indiecito que se enamoró perdidamente de Qellu Sisa, la hija de Rumi Ampatu, cacique de una basta región. Este gran Señor, no veía con buenos ojos  y se oponía tercamente al noviazgo de su adorada hija, pretendiendo vanamente en muchas ocasiones,  hacerle cambiar de parecer.  Qellu Sisa, la escuchaba en silencio, sin decir una palabra ante el enojo de su padre. Salía a las escondidas para ver a su Dominiku y otras veces, él, la esperaba en el monte, cuando ella iba a buscar leña, y al encontrarse, con un beso se juraban amarse hasta la muerte.
Este gran Señor, don Rumi Ampatu;  cierto día llamó a Qellu Sisa y le dijo:   Mira mi  pequeña hija, tú eres para mí, la razón de mi existencia, pues te adoro demasiado; he decidido llevarte lejos, a una Casa de Elegidas, allí crecerás muy bien, y alguna vez cuando vuelvas, sabrás elegir al hombre que será tu esposo.
 Qellu Sisa quedó muy apenada, tristemente y llorando fue hacia su madre para decirle:
- Madrecita, escúchame, aunque mi padre me lleve muy lejos, yo, no olvidaré  a Dominiku.
Llegó ese día y Sisa Qellu,  partió de su pueblo como una flor arrancada por el viento.
Dominiku quedó muy angustiado viéndola partir.
Pasó el tiempo, andaba como trastornado sin ver a su Sisa Qellu,  y un día,  decidió ir en busca de la mujer de sus sueños. Cruzó montes impenetrables, vadeó los ríos y trepó altas montañas. Llegando en cada pueblo, preguntaba por su Sisa Qellu.
Después de tanto tiempo,  llegó al lugar deseado. Preguntaba aquí y allá hasta que un día la localizó y la encontró;  al verla, con inmensa alegría le dijo: - Corazón mío, vengo a llevarte, esta noche, te escaparás de esta Casa de Elegidas. Pues vamos a nuestra tierra, te esperaré al amanecer.
- Sí, amado mío; espérame, pues estaré ahí, antes que amanezca. – Contestó ella.  
Así pasó, antes de llegar el alba,  abandonaron el lejano pueblo cual dos tórtolos enamorados.
Después de caminar meses y meses, llegaron a su pueblo natal  y juntos comenzaron una nueva vida para no separarse nunca más. Y fueron muy felices.
Pero un día,  Qellu Sisa, enfermó gravemente para morir después.
Dominiku, no pudo afrontar la cruel realidad, y trastornado por el infeliz desenlace, quedó junto a ella, mirándola a su Qellu Sisa muerta, contemplándola,  como si con su mirada, intentara devolverle la vida, pero fue en vano.
Solitario vagaba por el monte, deteniéndose en cada flor que veía,  por que creía ver en cada una de ellas, a su mujer amada.
Padre Dios se compadeció y lo transformó en un pajarito. Por eso el nombre en Kichua es: Pishko Qenti o Qori Qenti,  que significan pajarito de oro,  comúnmente decimos Dominiku al Colibrí o Picaflor.

                                          Aldo Leopoldo Tevez.

Versión traducida al castellano del original en Idioma Runa Simi, Quichua o Kichua.

Aclaración: Pishko o Pillko Signif: Pájaro.
Qenti,  signif:   Arbusto parecido al algarrobo. Da flores amarillas donde los picaflores  se acercan.
Pishko Qenti signif:   Pajarito del arbusto parecido al algarrobo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada